CABLES COMPACTADOS

La compactación de los torones de acero constitutivos de un cable es un proceso de deformación en frío de los mismos y de sus alambres, obtenido por el paso del torón por un juego de rodillos compactadores.

Con el proceso de compactación se logra:

  •  Incremento de la sección metálica del torón
  • Superficies más amplias de contacto entre los alambres
  • Superficie del torón menos permeable, más regular y más suave
  • Distribución más uniforme de la tensión de los alambres
  • Aumento de la estabilidad dimensional del torón
  • Posibilidad de obtener un mayor módulo de elasticidad

La compactación se utiliza para producir cables de acero con mayor capacidad de carga y cables que trabajan con fuertes presiones laterales o abrasión.

En comparación con los cables de acero de alambres redondos, los cables compactados tienen una estructura estable y un pequeño alargamiento estructural, tiene la tensión de rotura más alta y es más resistente al desgaste.

Nuestros cables son fabricados bajo la Norma ASTM A 1023 M – última versión

¿Necesita ayuda?